la pianista



cuando no hay nadie en casa, se hiere voluntariamente en la propia carne.
se sienta con las piernas abiertas frente al espejo de aumento,
y realiza un corte que agranda la abertura que constituye
la puerta al interior de su cuerpo.

                                                                                elfriede jelinek




13 comentarios:

verónica durán gonzález dijo...

mirada triste y azul...:)

Susanne dijo...

Magnificent image.

lara dijo...

inquietante, pero con fuerza.
Un beso

Jo dijo...

y entonces la obertura, abre el telón

SKIZO dijo...

Great
Work

good
sources
of
Inspiration

Manolo López dijo...

Buenísimo el collage, sugerentisimo (¿se puede decir?) el texto, ambos nacen de una mente creadora. Saludos

Lozzano dijo...

Genial. Hay algo perturbador en ella ...

Estibalitz Diaz de Durana dijo...

Es, como poco, inquietante....! pero ME GUSTA!
un fuerte abrazo

camino roque dijo...

y se hacen tripas corazón, Jo!

camino roque dijo...

un abrazo gordo para tí Estibalitz.
genial que te guste :D

Gabrielle Dupré dijo...

A mi me ha encantado, de hecho su vestido parece de Hervé Leger!!!!

Cíclopa dijo...

Hermoso tu blog.


Permitime un día, sacarte alguna foto o algún dibujo, citando al autor, para algún poema mío.


Abrazos,

NL

camino roque dijo...

sería un honor para mi, cíclopa, acompañar a un poema tuyo con uno de mis delirios creativos

muchas gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...