nació sin nombre

pintura caminoroque

                     
                     la pintura favorita de los finlandeses nació sin nombre.
                            su autor Hugo Simberg la dejó sin título, 
                            pero la necesidad de llenar ese vacío terminó por bautizarla
                            como 'el ángel herido'


-


el enlace: James Guppy






11 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Nacemos sin nombre, pero nacemos limpios. En el camino nos bautizan. Y nos llenamos de mierda.

Oye, un beso.

Esmeralda dijo...

Aunque no conozcamos el nombre de algo, inconscientemente se lo ponemos creo que así lo hacemos más nuestro.

Abrazos

Gregori Samsa dijo...

Pues fijate tu, más que un ángel herido, a mi me parece un enano cabreado. Interpretación enfermiza, supongo

Mujer Ciervo dijo...

el pincel son sus alas

que los nombres se escurran como la pintura aguada que chorrea sobre las formas definidas, diluyéndolas, dando alas a su condicionada limitación.

Marite Alarcón dijo...

No sé porque, pero me da mucha pena esa pintura :(

Sandra dijo...

Muy bruta(l) esta pintura. Sin título o con él, que más da. No hay punta de pistola, la interpretación es libre.

Añoranza tenía de reflexionar contigo

Muchacha zángana dijo...

Tomaaa Sarco!! Qué cacho de frase ha elaborao imspirado por este cuadro al que, ciertamente no es fácil poner nombre.

Jo dijo...

heridos nacemos ...
tal vez por eso aparentemente recaemos en cierto infierno

camino roque dijo...

su mirada me da tristeza o mi tristeza la he guardado en su mirada

roberto dijo...

Es un buen nombre. la sabiduría popular raramente se equivoca.

Issa dijo...

Me gusta porque me ha puesto la piel de gallina...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...